“Ad Astra” (2019), del director norteamericano James Gray, es una película de ciencia ficción, en ella Roy McBride (Brad Pitt) es un ingeniero espacial, al que se le encomienda la difícil tarea de rescatar a su padre Clifford McBride (Tommy Lee Jones), el cual se encuentra presuntamente con vida en el lejano Neptuno, luego de emprender un proyecto espacial con el objetivo de encontrar vida inteligente en el lugar más remoto alcanzado por la humanidad.

Esta aventura moderna nos recuerda los viajes épicos de la antigüedad, como el que cantó Homero en su epopeya “La Odisea” (s. VIII a. C.), donde se relata el largo periplo del héroe griego Ulises antes de volver a casa terminada de la Guerra de Troya, y los episodios vividos por su hijo Telémaco al momento de embarcarse en su búsqueda por el ancho océano. (Como se podrá recordar, dicha historia también inspiró la moderna serie animada franco-japonesa “Ulises 31” en el año 1981).

La búsqueda del padre perdido, por parte de uno de sus hijos, como acontece con los científicos McBride en el filme dirigido por James Gray, es una evocación hacia la aventura, así como un recorrido heroico que los protagonistas (seres humanos) realizan para reconocerse frente al temor a lo desconocido y alcanzar superar el miedo a la inmensidad del espacio y el tiempo. El encuentro con el padre (por lo general sobresaliente en su vida), insta al hijo a alcanzarlo y superarlo en valor, inteligencia y, sobre todo, en ética; esta última se ve actualizada con el paso de las generaciones.
Adicionalmente, en este contexto, sobresale la relación conflictiva entre Stard-Lord (Chris Pratt) y su padre Ego (Kurt Russell), en la película del año 2017 “Guardianes de la Galaxia II” dirigida por James Gunn, en la cual, el celestial (Ego), luego de viajar y buscar a su hijo por el universo, muestra a “Quill” cómo controlar el poder celestial (el cual también llega a dominar), y de qué forma, con este controló millares de mundos; a todo esto, también le revela a su hijo extraviado que, solo a partir de la conjunción del poder de dos celestiales, se podrá poner en marcha la potencia de estos mundos que lo mantienen con fuerza. Stard-Lord es advertido por Mantis, Gamora y Nebula, de que, con dicho proyecto, Ego somete a mundos inocentes, por lo que “Quill” con la ayuda de las bombas de Rocket y las acciones estrategias de Groot, combate y elimina a su déspota padre.
El ejemplo del largometraje “Ad Astra” empata con las figuras metafóricas de psicoanalista S. Freud, al señalar cómo la madurez de las personas, se manifiesta con una “muerte simbólica de los padres”. La “muerte” y aceptación definitiva de los progenitores, se expresa mediante una depuración de las virtudes y errores de ellos, a través de la superación de un largo camino de pruebas, monstruos, tentaciones, etc., que logran convertir a los seres humanos comunes en héroes, como los destacados hasta acá.

Por Darsy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.